Micropilotes

En ocasiones donde las dimensiones de la parcela o sus accesos impiden la instalación de un equipo de pilotes o las condiciones del terreno (heterogeneidad, dureza…) imposibilitan la ejecución de los anteriores, resulta adecuado la ejecución de micropilotes.

Los micropilotes son elementos de cimentaciones profundas constituidos generalmente por una armadura metálica tubular alojada en una perforación en el terreno que se rellena con una lechada de cemento o mortero.

Entre sus aplicaciones más habituales están las cimentaciones de:

  • Edificios de todo tipo (viviendas, naves, oficinas…)
    • Obras públicas (depuradoras, puentes, estaciones de bombeo de aguas residuales…)
    • Instalaciones de paneles solares
    • Instalaciones de energía eólica
    • Cortinas-pantallas para excavación de sótanos o aparcamientos subterráneos.

También son usados con frecuencia en recalces de edificios como refuerzo de cimentaciones antiguas.

Los diámetros varían desde 125 mm hasta 250 mm para profundidades de hasta 25 m.

micropilotes

Según el método de inyección podemos distinguir entre varios tipos de micropilote:

IGU (Inyección Global Única). Todo el micropilote se inyecta en una sola fase.

IR (Inyección repetitiva). Se inyecta todo el micropilote en una primesa fase y después se hacen inyecciones a presión a través de un circuito equipado con válvulas antirretorno.

IRS (Inyección repetitiva selectiva). Primero se inyecta la vaina exterior de la armadura y posteriormente se inyecta a presión, mediante válvulas antirretorno y obturadores, la zona de bulbo definida en proyecto. Para finalizar se rellena el interior del tubo.